Litoterapia con cristales: los poderes de las piedras

Litoterapia

El reino-minerales.es cuenta con muchas piedras que son muy empleadas en nuestra vida cotidiana que ayudan a aliviar muchas dolencias. A pesar de que su uso se remonta a la antigüedad, hoy en día la idea de que las gemas pueden actuar sobre nuestro bienestar trae un cierto escepticismo. La primera reacción suele ser pensar que es una terapia curiosa. Pero cuando se explicas que una piedra, al igual que una planta, tiene un color, una forma y una composición química particular, puede comprender que está viva, por lo que desprende algo muy especial.

¿Qué es la litoterapia?

Su nombre proviene del griego litos (que significa piedra) es una terapia de salud donde se emplean las piedras del reino minerales, con el objetivo de equilibrar nuestro organismo. Utiliza la energía de las gemas como base para aplicarlos en un organismo enfermo, para equilibrarlo y curarlo. Esta terapia se considera una alternativa de la medicina natural y tradicional. Existen varias formas de usar las piedras, dependiendo del uso que se le quiere dar, si es personal o para mejorar el ambiente de la casa o el trabajo. Si es de un tamaño adecuado se puede usar en algún bolsillo o en tu bolsa personal. También se suele usar como joyas en colgantes, pulseras o pendientes. Hay quienes lo usan diariamente; para otros solo es de uso esporádico, cuando su dolencia necesite ser aliviada con ellas. El resultado de su trabajo quizás no se vea de forma inmediata, pero a medida que pasa el tiempo se ven sus beneficios. Mientras más las uses, mayor será el efecto curativo que tendrán sobre tu cuerpo.

¿Cómo actúa esta terapia?

Las piedras y los cristales poseen propiedades que influyen sobre nuestros sentidos porque se componen de minerales idénticos a los que tenemos en nuestro cuerpo. Su color emite ondas vibratorias cromáticas, insidiendo fuertemente sobre la sensibilidad y condicionando las funciones fisiológicas. También provocan reacciones enzimáticas transmitiendo sus propiedades al contacto con la piel. Y, además, actúan por piezoelectricidad, un fenómeno de frecuencia que regula los flujos nerviosos, elimina el estrés y los problemas inflamatorios.

Su aplicación en el mundo

La litoterapia se aplica principalmente para lograr el balance fisiológico y restaurar la participación de las sustancias minerales en los procesos metabólicos. En algunas enfermedades, hay sustancias minerales que no cumplen con su función catalítica debido a la presencia de elementos contaminantes. Esto provoca un desequilibrio del metabolismo y trastornos fisiológicos. Con el empleo de las gemas se busca encontrar el equilibrio y la armonía del cuerpo, algo así como una «redistribución de la energía». Cada una de las piedras actúa sobre una parte específica del cuerpo, empleándose para patologías muy específicas. Cada joya tiene características y propiedades distintivas, que las hace especial unas de otras. Las piedras suelen calentarse hasta los 35º de temperatura y colocarse sobre puntos psicobiogeneradores del cuerpo, como el coxis, la frente, zona cervical y dorsal de la espalda y glándulas suprarrenales. Si bien puede emplearse para diversos problemas, generalmente se emplea contra el estrés, los dolores de espalda, las hernias discales y las sobrecargas musculares.

Propiedades de las piedras

Existen muchas piedras en el reino minerales, entre ellas el ámbar, cuyo poder se centra en la zona de los plexos, mejora las patologías de las vías respiratorias por lo que es muy útil en pacientes con asma bronquial. Evita los eczemas y todo tipo de erupciones cutáneas. El cuarzo rosa es una piedra anti-estrés, ya que equilibra las tensiones de tipo nervioso. También es efectiva en la protección contras las radiaciones de los ordenadores. El rubí es beneficioso para el sistema cardiovascular, ya que fortalece el corazón; además de que tiene un efecto purificador de la sangre. Al usarla protege de tendencias pesimistas y previene la depresión. El lapis lazuli o lapislázuli es útil para el crecimiento del cabello y las uñas, alivia los dolores de cabeza y baja la temperatura durante los cuadros febriles. Otro ejemplo es la turquesa, muy útil cuando existen problemas de tipo muscular y de tendones. Además, protege contra la polución y la contaminación de las grandes urbes. El ópalo mejora considerablemente los problemas reumáticos y protege al organismo en términos generales. La esmeralda es muy utilizando cuando existen problemas visuales, ya que mejora la visión. La unakita fortalece el sistema inmunológico, ayuda al flujo sanguíneo, cura heridas y hemorragias. Este último también ayuda en la recuperación de enfermedades y es un gran apoyo durante la convalecencia.