¿Por qué se recomienda el consumo de complementos alimenticios?

Cada vez más consumidos en Francia, los complementos alimenticios se integran en la dieta de los ciudadanos. Complementan la dieta normal de los franceses aportando nutrientes concentrados y muchas otras sustancias. Los complementos alimenticios están especialmente dedicados a las personas que necesitan un aporte fisiológico o nutricional adicional.

Para prolongar la esperanza de vida

Los países industrializados han experimentado un aumento de la esperanza de vida de sus habitantes durante el siglo XX. Mantener una buena calidad y unos hábitos saludables es importante para beneficiarse de este tiempo extra. Esto requiere una dieta equilibrada. Proporciona al cuerpo nutrientes útiles, lo que ayuda a mantener una buena salud. Aunque los alimentos occidentales son variados, no protegen a los consumidores de las deficiencias nutricionales. Algunas personas creen erróneamente que se alimentan mejor y se exponen a diversos factores de desequilibrio nutricional, de ahí la intervención de los complementos alimenticios. Encontrará más información al respecto en www.jolivia.fr.

Un estudio oficial realizado en 2006 por una organización de renombre mundial reveló un aumento de las carencias de vitaminas y minerales en las mujeres de entre 25 y 34 años. Casi el 89% de las mujeres no cubre sus necesidades de vitamina D, el 75% no cubre sus necesidades de magnesio y el 69% no cubre sus necesidades de hierro. La integración de los complementos alimenticios en la dieta nutricional permite, pues, colmar las lagunas. Presentados en forma de soluciones dosificadas (comprimidos, pastillas, cápsulas, etc.), estos productos deben consumirse en pequeñas cantidades. Ayudan a regular el funcionamiento del organismo. Estas fórmulas deben combinarse con una dieta equilibrada. Contienen principalmente vitaminas y magnesio. En Francia, cerca del 28% de las mujeres y el 15% de los hombres consumen complementos alimenticios al menos tres días a la semana.

Reestructurar la dieta

En un siglo, la forma de producir y consumir alimentos ha cambiado considerablemente. Los principales cambios son la tendencia a la agricultura intensiva, el uso de fertilizantes químicos y la alimentación industrializada. Estos cambios disminuyen la ingesta de nutrientes en la dieta. Un reciente estudio británico informó de un cambio en la concentración de micronutrientes en muchos grupos de alimentos entre 1940 y 2002. Se encontraron disminuciones de potasio, magnesio, calcio, hierro y cobre en varias variedades de frutas y verduras. Sin embargo, estos nutrientes tienen efectos positivos en el organismo. Entre los principales beneficios están el mantenimiento de la presión arterial, el equilibrio del sistema nervioso, el mantenimiento de la estructura ósea y la producción de glóbulos rojos.

Muchas organizaciones, como el Programa Nacional de Nutrición y Salud (PNNS), intentan cambiar este hábito alimentario para mejorar la salud pública. Esta organización se centra en la nutrición de los ciudadanos. Recomienda comer al menos 5 verduras y frutas al día. Sin embargo, el ritmo de vida diario impone opciones que van en detrimento de la calidad de los alimentos. Los complementos alimenticios aportan al organismo los nutrientes necesarios. Contienen ingredientes que el cuerpo necesita para mantenerse sano. Su consumo varía según las necesidades individuales.

Los beneficios de los complementos alimenticios

Al contener antioxidantes, los complementos alimenticios mejoran la densidad nutricional de la dieta. Esta última es a veces pobre en micronutrientes. Estas soluciones permiten al organismo luchar contra las carencias nutricionales. Contienen nutrientes, preparados vegetales (extractos de plantas, aceites esenciales, polvo, etc.), sustancias esenciales e ingredientes convencionales.

El consumo de complementos alimenticios está sujeto a ciertas normas. Estos figuran en la etiqueta del producto. Recomiendan dosis diarias útiles y una duración del tratamiento. Se recomienda encarecidamente que consulte a un médico si no está seguro de tomar estas soluciones.

Los complementos alimenticios se presentan en varias formas. Están disponibles en ampollas, cápsulas, cápsulas y soluciones bebibles. Los envases y las composiciones también son muy variados. Estos productos se venden en tiendas de alimentos saludables, farmacias, supermercados y en Internet. En cualquier caso, haga su compra en un distribuidor de confianza y tenga cuidado si compra por internet. Compruebe la etiqueta del producto y lea atentamente las instrucciones.

Elegir los complementos alimenticios adecuados

Elegir un complemento alimenticio adaptado a sus necesidades nutricionales es importante para mantenerse sano. Para ello, hay que descifrar el envase del producto. Hay que inspeccionar detenidamente los nutrientes que contiene la fórmula, el porcentaje de ingredientes en relación con la cantidad diaria recomendada de vitaminas y minerales (CDR), la formulación (complemento alimenticio) y la dosis diaria que debe respetarse. Toda la información útil sobre el uso y el consumo del producto debe figurar en el prospecto.

Tenga en cuenta que los complementos alimenticios no pueden sustituir a una dieta equilibrada y variada. Las personas que estén en tratamiento médico deben pedir consejo a su médico antes de consumir estas fórmulas. De hecho, algunos complementos alimenticios no pueden combinarse con los medicamentos. Tampoco se recomienda la combinación de varios productos que contengan selenio, ya que se corre el riesgo de superar las dosis diarias recomendadas. En el caso de las soluciones con denominación «ecológica», compruebe la presencia efectiva de etiquetas de seguridad (AB, Ecovert, comercio justo ecológico, etc.). Estas certificaciones garantizan la naturalidad de los elementos contenidos en el producto. En la medida de lo posible, dé preferencia a los complementos alimenticios producidos o controlados en Francia. La normativa del país es muy estricta en cuanto a la fabricación de estas fórmulas. Asegúrese de que la marca tiene un servicio de atención al cliente en Francia. No dude en consultar las opiniones de antiguos clientes para tener más garantías.